Aprende a medir la presión del agua

Muchas veces se crea confusión por no saber distinguir entre la presión y el flujo del agua. Tienes que saber que el flujo es la cantidad de agua que sale del grifo en un tiempo determinado, es decir, si se pone un cubo de cinco litros bajo el grifo y tarda cinco segundos en llenarse, el flujo será de medio litro por segundo.

Por otro lado la presión es la fuerza que ejerce el agua. Por ejemplo si cuentas con un depósito en el jardín que suministre agua en el cuarto de baño de la planta baja, notarás que la presión en esta playa es bastante mayor que la que ejerce en la planta de arriba.

Para entenderlo mejor imagínate una manguera en el jardín que tenga en el extremo una boquilla ajustable. Ábrela un poco y verás que el chorro de agua sale con bastante presión, aunque la cantidad de la misma que sale por cada minuto, es baja.

Existen también dispositivos que ayudan a medir el flujo y la presión del agua. Su uso es habitual cuando se hace cualquier arreglo de fontanería en el caso de necesitar medir la presión y el flujo. Por ejemplo, puede ser que la presión de salida del agua en una lavadora necesite evaluarse para ver sin cumple con todos los límites que el fabricante haya indicado. Dicho dispositivo cuenta con una conexión regulable para medir la presión del agua así como para que se pueda adaptar a la salida de la misma. Fontanero Majadahonda espera que ahora tengas más claro las diferencias entre ambos conceptos.